Préstamos bancarios - Información general, cómo acceder
News Ticker

Préstamos bancarios

Un préstamo bancario es una operación por la cual el “prestamista” (la entidad financiera) pone a disposición del “prestatario” (el individuo que recibe el préstamo) una determinada suma de dinero mediante un contrato. Como estipula el contrato, el prestatario adquiere la obligación de devolver el dinero prestado en un plazo acordado, pagando además los intereses o comisiones estipuladas.

En el contrato también se especifica la forma de devolver el préstamo, ya sea en uno o varios pagos. La cantidad deprestamos bancarios dinero que el prestamista ha dado al prestatario se llama “principal”. El plazo que tiene éste para pagar el préstamo se conoce como “plazo”. El “interés” es el precio que paga el prestatario por poder disponer de ese dinero.

La contratación de un préstamo está sujeta a la aportación de una serie de “garantías”. Estas garantías pueden ser:

Reales: Para operaciones de larga duración. En caso de impago, la entidad financiera cobrará la deuda con el embargo del inmueble).

Personales: Se da cuando no existe ningún inmueble directamente vinculado al préstamo. En caso de impago la entidad iniciará la ejecución de las garantías del mismo (depósitos, inmuebles, nóminas, pensiones, etc.), aunque ninguno de los bienes del titular del préstamo se encuentre directamente vinculado con el préstamo.

Avalistas: Los avalistas son terceras personas implicadas en la operación de préstamo. En caso de impago de los titulares del préstamo, la entidad se dirigirá contra los avalistas para hacer frente al pago.

Pignoraticias: La entidad financiera utiliza como garantía del préstamo bancario un capital depositado en la misma entidad financiera que nos concede el préstamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*